Pimientos asados rellenos de salsa de tomate y quinoa





Ingredientes para 2 personas

  • Para los pimientos: 2-4 pimientos (depende del tamaño, mejor escogerlos pequeños) rojos, verdes o amarillos, 50 g de quinoa pesada en seco, unas 6 cuchuaradas de salsa de tomate, 1-2 cucharadas de queso parmesano o grana padano, 1/2 cucharadita de orégano, 1/2 cucharadita de albahaca, queso para gratinar (emmental, mozzarella...), ajo granulado, pimienta negra, sal, aceite de oliva virgen extra.
  • Para la salsa de tomate: 400 g de tomate en conserva o 1-1,5 kg de tomates maduros, 1 cebolla dulce, 1 diente de ajo, 2 zanahorias, azúcar, sal, pimienta negra y aceite de oliva virgen extra.

Cómo hacer pimientos asados rellenos de salsa de tomate y quinoa

Empezar con la salsa si la hacemos casera. Escaldar y pelar los tomates en caso de usarnos naturales, sacando la carne y desechando las semillas. Picar la cebolla, el ajo y las zanahorias. Pochar las hortalizas con aceite de oliva, añadir el tomate y mezclar bien. Salpimentar y cocer unos 30 minutos. Remover de vez en cuando y ajustar la texturaal gusto. Corregir la acidez con una pizca de azúcar, en caso de ser necesario.
Precalentar mientras tanto el horno a 220ºC, lavar los pimientos y poner en una fuente. Asar entre 8 y 10 minutos, dándoles la vuelta a mitad del tiempo, hasta que se ablanden un poco. Vigilar bien que no se asen demasiado, deben seguir firmes por fuera. Dejar enfriar. Bajar la temperatura a 180ºC.
Lavar la quinoa y poner a cocer en abundante agua hirviendo durante 10 minutos. Escurrir y enjuagar con agua fría, procurando sacar todo el agua posible. Disponer en un plato y mezclar con la salsa de tomate ya preparada y el queso. Añadir un poco de pimienta negra, orégano, albahaca y ajo granulado al gusto.
Cortar los pimientos por la mitad, longitudinalmente, desechar el agua, los filamentos internos y las semillas. Colocarlos en una fuente ligeramente engrasada con aceite y rellenar con la mezcla de quinoa y salsa de tomate. Cubrir con una cantidad generosa de queso rallado y hornear hasta que el queso se haya derretido y el relleno burbujee un poco.

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Para completar el menú de estos pimientos asados rellenos de quinoa y salsa de tomate podemos preparar una buena ensalada al gusto o un plato ligero de cuchara, pensando ya en sopas frías. También podríamos reducir las raciones para convertir una o dos mitades de pimientos en la guarnición de otro plato más completo, y no tiene por qué ser necesariamente vegetariano. Harían una pareja estupenda con un pescado al horno.

Fuente: https://www.directoalpaladar.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué opinas? Cocinarás esta receta?